Lo más bonito de Sajonia-Anhalt

Sajonia-Anhalt es un estado federal situado en el corazón de Alemania, que limita con Sajonia, Baja Sajonia, Turingia y Brandeburgo.

La capital de este estado es Magdeburgo, también conocida como la ciudad de Ottonenstadt. Esto se atribuye al emperador Otto I, que desempeñó un papel importante en la historia de la ciudad.

Ciudades interesantes para descubrir

Además de la capital del estado de Magdeburgo, hay muchas otras ciudades interesantes para descubrir en Sajonia-Anhalt. La ciudad de Quedlinburg, cuyo casco antiguo se encuentra en la lista de sitios del patrimonio cultural de la UNESCO, no puede perderse.

Destacan las numerosas casas de madera en Quedlinburg, bien conservadas, ya que en Quedlinburg hay unos 1.200 de estos tipos. Esto convierte a la ciudad en uno de los monumentos más grandes de Alemania. Además, hay que visitar el castillo de la ciudad con su famoso tesoro catedralicio.
Otra ciudad impregnada de historia es Eisleben, que lleva el nombre del más importante reformador alemán Martín Lutero. Su casa natal y su casa de la muerte todavía se puede ver en Eisleben.

El estado federal de Sajonia-Anhalt es también conocido por sus numerosos castillos y palacios. Uno de los castillos mejor conservados es el Castillo de Falkenstein y el castillo de Wernigerode, la “”colorida ciudad de las montañas Harz””, merece una visita.

Además, en las montañas Harz hay imponentes presas para visitar, la presa de Rappbode es un ejemplo impresionante.

En Sajonia-Anhalt hay muchas regiones diferentes que vale la pena visitar, como el Altmark, el Magdeburger Börde o la región de Mansfeld. El Harz es claramente la zona más visitada, pero las montañas Harz son las más visitadas.

Destino de vacaciones muy popular

Este es un destino de vacaciones muy popular para los excursionistas y entusiastas de los deportes de invierno.

Esta región es también una de las regiones más legendarias e históricas de Alemania, con muchas leyendas que rodean las montañas Harz. La elevación más alta es la de Brocken, de 1.142 metros de altura, en la que Goethe interpretó la noche de Walpurgis en el Fausto.

Desde la cima se tiene una vista panorámica fantástica de las estribaciones de Harz. El ascenso es un poco difícil, pero también se puede elegir el camino más cómodo y tomar el Brockenbahn a la cumbre.

Los amantes del senderismo encontrarán innumerables senderos bien señalizados en las montañas Harz; uno de los destinos de senderismo más bellos es el Bodetal, cerca de la ciudad de Thale, un valle salvajemente romántico. En toda la zona de Harz hay 222 estaciones de estampación, que pueden ser visitadas por los excursionistas ambiciosos. Éstos conducen a los puntos más bellos del Harz.

Turismo en los Países del Loira

La región de los Países del Loira es una de las más extensas de Francia, con algo más de 32.000 kilómetros cuadrados y situada en el oeste del país. La región, que comprende los cinco departamentos de Vendée, Sarthe, Mayenne, Maine-et-Loire y Loire-Atlantique, cuenta con una población de más de 3,5 millones de habitantes y la capital Nantes.

Las regiones vecinas de Pays de la Loire son Baja Normandía en el norte, Bretaña en el noroeste, Poitou-Charentes en el sur y el centro en el este. Al oeste, la región limita con el Océano Atlántico.

Hermosas playas de arena

La costa del País del Loira, de 450 kilómetros de largo, se caracteriza por sus acantilados llanos, hermosas playas de arena y encantadores balnearios. En la parte norte de la costa se encuentra el amplio estuario del Loira, el río más largo de Francia. La parte interior de la región se caracteriza por mesetas planas y valles fluviales, mientras que las colinas de Vendée se encuentran al sur. El punto más alto es la región del Pays de la Loire, al norte, con el Mont des Avaloirs de 417 metros de altura.

Si quiere pasar sus vacaciones con los deportes náuticos, la región del País del Loira es un lugar ideal para ir. Las actividades costeras populares son la vela, el surfing o el surfing, y hay mucho espacio para la navegación de playa en las extensas playas. Otra actividad de ocio popular es la navegación en los ríos de la región. El Loira no es el único lugar con una excelente infraestructura. Ríos como Sarthe, Maine o Mayenne son zonas maravillosas para los barcos de recreo, pero también para los piragüistas y remadores.

El atractivo paisaje de la región se puede descubrir de una manera tranquila y alejada del ajetreado ritmo de la vida cotidiana. El camino de los agentes de aduanas conduce al excursionista por la magnífica costa atlántica, mientras que el GR3 sigue al Loira. La ruta atraviesa bosques, pantanos y viñedos. En el centro de la Vendée, alrededor del lago de Grand Lieu, se encuentra una zona de senderismo muy popular.

Para los ciclistas, las “”Voies vertes”” se han creado en las zonas más bellas de la región del Loira. Atravesando las marismas de Poitevin y las reservas naturales de la isla de Charouin o Ponte d’ Arcay, se pueden realizar atractivas excursiones. Para los amigos de la equitación o para los apasionados del golf, también hay atractivas ofertas.

Paisajes pintorescos y ciudades históricas

Playas atractivas, paisajes pintorescos y ciudades históricas son la combinación perfecta de atracciones para pasar unas vacaciones inolvidables en el País del Loira. Merece la pena visitar el barrio Bouffay, con sus casas de entramado entramado de madera, la catedral gótica de Saint-Pierre-et-Saint-Paul y el corazón del castillo. La ciudad también cuenta con atractivos museos como el Museo de Historia Natural y el Museo de Bellas Artes.

Al este de la región se encuentra Saumur, la perla de Anjou. Los principales destinos son el magnífico castillo, el casco antiguo histórico y la iglesia románica de Notre-Dame-de-Nantilly con una colección de preciosos tapices.

Le Mans, ciudad de las famosas carreras de 24 horas, tiene un casco antiguo catalogado. El museo de las carreras de resistencia es una visita obligada para todos los aficionados al automovilismo. En la costa atlántica de la Vandée, hay famosos balnearios como Saint-Jean-de-Monts o Les Sables-d? Olonne, la isla de Noirmoutier es famosa por su sal de las marismas.

Chipre: un país muy turístico

La isla soleada de Chipre se caracteriza por su carácter mediterráneo y atrae a turistas de todo el mundo con sus leyendas de amor y un pasado fascinante y largo.

La isla está situada en un lugar excepcional y es la intersección de Europa, Asia y África. El clima agradable durante todo el año es ideal para viajar, incluso en primavera y otoño con precios favorables.

Rica oferta cultural de Chipre

Las hermosas playas y la rica oferta cultural de Chipre lo convierten en un destino popular para los turistas. La larga historia de la isla y las numerosas ocupaciones, como los romanos, otomanos y británicos, han dejado su huella en la isla. Las fascinantes atracciones turísticas ofrecen una variedad de entretenimiento durante sus vacaciones. El área alrededor de Ayia Napa es un destino turístico popular. La playa de Nissi Beach es considerada la playa más hermosa de toda la isla, pero está un poco abarrotada.

Debido al tamaño de la isla, todas las zonas son accesibles en coche, lo que permite visitar centros culturales como Larnaca o la capital de Nicosia. Estas ciudades son importantes centros de turismo en Chipre, ya que albergan muchos edificios interesantes como la iglesia de Lazarus, la mezquita Hala-Sultan-Tekke y el monasterio de Kykkos.

En el oeste de Chipre, las playas de Coral Bay son populares entre los turistas. Los interesados en la arqueología deberían hacer un viaje a Paphos, ya que todavía quedan vestigios de muchas ciudades que vale la pena visitar. Entre los sitios turísticos más populares es el Castillo de Paphos, las tumbas reales de Nea Paphos y especialmente el Parque Arqueológico de Paphos. Vuelve a los antiguos días de Chipre y explora las ruinas.

Montañas de los Troodos

Los amantes de la naturaleza encontrarán lo que buscan en las montañas de los Troodos, ya que la mayor parte de la isla es bastante escasa. En invierno, la montaña Olympus ofrece pistas de esquí para que pueda disfrutar de los deportes de invierno en la agradable y cálida isla.

Las temperaturas permiten a los habitantes cultivar plantaciones de frutas y hortalizas. Con primavera y otoño, la isla se convierte cada año en un hermoso paraíso de flores.

Las temperaturas en Chipre son muy secas en verano y pueden alcanzar temperaturas superiores a los 40°C. En invierno el clima se vuelve más templado y lluvioso. Nicosia es considerada la región más caliente de Europa, por lo que la primavera y el otoño son el mejor momento para viajar. Las playas y otros destinos turísticos no están abarrotados en estas estaciones, los precios caen y la temperatura del aire y el agua es agradablemente cálida.

Además, debe saber que Chipre tiene tráfico por la izquierda antes de entrar en el país. La isla está rodeada de hermosas playas, restaurantes y sitios declarados Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO que le esperan para descubrir.