Sitios para visitar en Bélgica

Bélgica es un pequeño reino en la costa del Mar del Norte y es particularmente popular para los viajes urbanos. Deliciosos waffles, chocolates y cervezas, así como iglesias medievales inspiran a turistas de todo el mundo e impresionan con una mezcla de diversidad cultural dinámica. Las ciudades medievales se están convirtiendo en destinos turísticos cada vez más populares en Europa.

Numerosos edificios administrativos

Los numerosos edificios administrativos de la capital, Bruselas, son una primera impresión, ya que se trata de una ciudad animada con una cultura del café y el arte, y el turismo desempeña un papel importante en Bélgica. Amberes y Brujas son especialmente populares entre los turistas culturales, ya que las ciudades se caracterizan por su fascinante arquitectura medieval. Visite la Catedral de Nuestra Señora, cuya torre es Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

Bélgica es un pequeño país situado en la costa del Mar del Norte, rodeado por Alemania, Francia, Luxemburgo y los Países Bajos. Esto explica por qué se hablan tres idiomas oficiales entre la población. En la región norteña de Flandes se habla principalmente holandés, mientras que en la parte sur del país se habla francés. El turismo en Bélgica se está volviendo más atractivo debido a la disponibilidad de varios idiomas.

Además de la cultura de la ciudad, Bélgica ofrece bienestar y relajación a lo largo de la costa. Las largas playas de arena en el Mar del Norte ofrecen las mejores condiciones para unas vacaciones familiares relajadas lejos de las masas de turistas en el sur de Europa. El tranvía más largo del mundo te llevará arriba y abajo por las playas del Mar del Norte.

Playas más populares de Bélgica

De Haan y Knokke-Heist se encuentran entre las playas más populares de Bélgica. Alrededor de las playas hay muchos apartamentos de lujo con vistas al mar, pero también para el ciudadano medio hay alojamientos privados y hoteles.

Para los amantes de la naturaleza, las Ardenas ofrece una amplia gama de deportes al aire libre y garantiza una experiencia inolvidable: la bicicleta de montaña, el senderismo o el kayak están en el plan de todos los turistas de la naturaleza.

Los agradables veranos y los inviernos no demasiado fríos permiten viajar a Bélgica en cualquier época del año. Si planeas un viaje a las Ardenas, debes tener en cuenta las temperaturas locales, porque durante unos 4 meses están por debajo de cero.

Leave a Reply